D.E.P

Siempre se van los buenos.
Hace unos días ha fallecido para mi una fuente de inspiración en mis comienzos, en el mundo de la
fotografía erótica.
Parece ser que aparte de un excelente fotógrafo , era una gran persona.

“Dear Valued Members,

This news comes with a heavy heart. J. Stephen Hicks passed away on February 6, 2013. He was 58 years old. Stephen had been dealing with health issues for the last few years. He is survived by his wife and two children.

The famed photographer helped change the face of nude photography through his flagship website http://www.digitaldesire.com. He also worked in the past at both Playboy and Penthouse. His visual style is synonymous with quality and excellence, and was a true pioneer in the world of soft-core erotic photography.

Digital Desire will continue to operate business as usual under the guidance of Lani Hicks and the watchful lens of Mr. Hicks’ protégés extraordinaire and photographers Mark Lit and Charles Lightfoot. Mrs. Hicks has been involved in all phases of the company since the beginning while Mark has been Digital Desire’s lead photographer and production point man since 2005. All the key components are firmly in place to keep J. Stephen’s vision alive and well moving into the future.

Sincerely,

The Hicks family ”
http://www.digitaldesire.com

DESCANSA EN PAZ J. Stephen Hicks

PRUEBA DE FOTOGRAFÍA ACUÁTICA

Este último fin de semana de agosto y aprovechando que tenia que hacer una sesión fotográfica a una modelo en una playa a las afueras de Barcelona, quería probar una cosa:
Tras las fotos tradicionales en la arena y en la orilla, la modelo y yo nos metimos en el agua.
Para ello me había comprado una cámara kodak de carrete  de “usar y tirar”, con la característica de que la cámara se podía mojar ( y por un precio de 5euros).
La idea era hacer fotos muy próxima a la acción ( acercándome mucho a la modelo ) y disparar justo cuando las olas se acercaban o rompían sobre la modelo.
Lamentablemente la calidad de las fotos no es muy buena ( sobre todo si la quieres ampliar un poco ya que enseguida se pixela la imagen), aunque por 5 euros tampoco puedes pedir mucho mas.
Dado que el día fue ventoso y había bastantes olas, la experiencia fue muy positiva y divertida, ya que tanto la modelo como yo, éramos continuamente revolcados por las olas.
Por eso en los próximos días (y antes de que llegue el mal tiempo), espero comprarme una cámara compacta sumergible, casi seguro que será la canon powershot D 10 o una panasonic y practicar un poco más este estilo de fotos ya que además de que me ha gustado la experiencia, creo que será bueno poder aportar a la sesión de fotos de una modelo, algunas de este estilo.
Ya os mantendré informados.